top of page

Crioterapia y Termoterapia ¿Cuál es la mejor para ti?


¿Sabes cuál es la diferencia entre la termoterapia (terapia con calor) y la crioterapia (terapia co frío)? ¡Descubre estas dos magníficas formas de sanar tu cuerpo!


La crioterapia es una técnica que consiste en aplicar frío para tratar diversas condiciones. Es especialmente efectiva para lesiones recientes, ya que ayuda a desinflamar, reduce el dolor y favorece la recuperación. Es útil en casos de caídas, golpes, esguinces, fracturas, tendinitis y luxaciones. También es recomendable después de realizar ejercicio físico intenso. Se recomienda aplicar frío durante periodos de 20 minutos cada 2 horas para obtener los mejores resultados.


Sin embargo, hay ciertas circunstancias en las que no se debe administrar la crioterapia. No se recomienda su uso en lesiones con heridas abiertas, ya que el frío puede empeorar la situación. Tampoco es adecuada para personas con problemas vasculares, de circulación o renales, ni antes de realizar ejercicio físico. Además, se debe evitar su aplicación después de 72 horas o 3 días de la lesión. Asimismo, las personas con alergia al frío deben abstenerse de utilizar esta técnica.





Por otro lado, la termoterapia se basa en la aplicación de calor para tratar lesiones con más de 72 horas o de naturaleza crónica. La termoterapia provoca un efecto de sedación y reduce el dolor. Es efectiva para tratar contracturas musculares, espasmos, mala postura, artritis y rigidez. Al igual que la crioterapia, se recomienda aplicar calor durante periodos de 20 minutos cada 2 horas para obtener los mejores resultados.


Sin embargo, también hay ciertas circunstancias en las que no se debe administrar la termoterapia. No se recomienda su uso si hay fiebre o temperatura alta del cuerpo, ya que el calor adicional puede empeorar la situación. Tampoco es adecuada para personas con hipertensión o con tumores malignos, ya que el calor puede tener efectos adversos en estos casos. Además, no se debe aplicar en lesiones con heridas abiertas.


En resumen, tanto la crioterapia como la termoterapia son técnicas efectivas para tratar diversas condiciones en el cuerpo. La crioterapia se enfoca en aplicar frío para desinflamar y reducir el dolor en lesiones recientes, mientras que la termoterapia utiliza el calor para aliviar el dolor en lesiones crónicas. Sin embargo, es importante tener en cuenta las circunstancias en las que no se deben aplicar estas técnicas para evitar posibles complicaciones.



23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page